Módulo de capacitación a funcionarios

Este Módulo de capacitación provee herramientas, conceptuales y prácticas, a los funcionarios de las municipalidades distritales de Lima Metropolitana, y de otras jurisdicciones, interesadas en implementar un Sistema Municipal de Vigilancia de la Calidad del Agua (SMVCA). Específicamente, para aquellas municipalidades en que existen “Asentamientos Humanos” que, constituidos al margen de las leyes (invasiones o reubicaciones públicas), carecen de conexiones domiciliarias de agua potable y alcantarillado conectadas a la red pública y se proveen de dicho servicio por camiones cisternas que adquieren el líquido de surtidores.

Bajo estas condiciones se requiere por parte de la autoridad municipal una vigilancia de la calidad del agua provista por camioneros cisternas. Este Manual debe ser leído como un documento abierto –no definitivo ni cerrado- que busca sugerir pistas y caminos en torno a una temática poco conocida y explorada en nuestro medio. Su eventual valor reside en la posibilidad de despertar la conciencia de esta situación y en estimular ideas de políticas para enfrentarla.

Se entiende por vigilancia de la calidad del agua la continua y vigilante evaluación e inspección sanitaria de los sistemas públicos y privados de abastecimiento del agua de consumo humano con el objetivo de verificar que sean aceptables y que no afecten (que sean inocuas) a la salud pública. El conjunto de acciones adoptadas por la autoridad competente para evaluar el riesgo que representa a la salud pública la calidad del agua suministrada por los sistemas públicos y privados de abastecimiento de agua, así como para valorar el grado de cumplimiento de la legislación vinculada con la calidad del agua.

El concepto de vigilancia debe ser distinguido del concepto de control de la calidad del agua, por el cual se entiende una evaluación continua de las características del agua en la fuente, en la planta de tratamiento y en el sistema de distribución, así como la propia la seguridad del sistema de abastecimiento de agua propiamente dicho (fuente, planta y red de distribución). El control, que tiene por finalidad cumplir con las normas nacionales o internacionales de la calidad del agua de consumo humano, corresponde al abastecedor, quien es responsable de la calidad y seguridad del agua que produce y distribuye, debiendo combinar buenas prácticas operativas y de mantenimiento preventivo.

Las leyes en el Perú, especialmente la Ley de Saneamiento, indican que el control de la calidad del agua corresponde a las Empresas Prestadoras (SEDAPAL en el caso de Lima) y la supervisión a la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS). Sin embargo, dichas leyes prácticamente no atienden la realidad de los sistemas no convencionales, del servicio suministrado a través de camiones cisterna. La idea que plantea este Manual es que, ante la debilidad de control por los conductores de los camiones cisternas (y los propietarios de los surtidores particulares), las municipalidades asuman labores de vigilancia.