El cambio climático y el agua

Eduardo Calvo Buendia

Introducción

El cambio climático y el agua han estado vinculados desde el inicio de esta problemática. En este artículo al referirnos al agua, no hacemos alusión ni al agua en fase de vapor (nubes o nieblas), ni la contenida en la críosfera (casquetes polares y hielos perpetuos) ni a la contenida en el mar (agua salada, salvo por sus impactos en el agua dulce). Hacemos referencia al agua dulce, de la cual dependen tanto la vida humana como la agricultura y muchas industrias.

Antecedentes

Como ya lo refirió el Primer Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC1, por sus siglas en inglés), los hidrólogos comenzaron a preocuparse del agua en el contexto del cambio climático, ya en los años setenta y ochenta del siglo pasado usando los siguientes métodos:

  • Análisis de las variaciones de largo plazo en las escorrentías y los elementos meteorológicos El cambio climático y el aguaen períodos pasados.
  • Uso de balances hídricos por un período largo de tiempo. Este método es usado principalmente para determinar la evaporación total futura.
  • Uso de modelos climáticos globales en donde se estudiaban los posibles cambios en escorrentías, humedad del suelo y evaporación, siendo uno de los pioneros el ejecutado por la
  • Agencia Ambiental de los Estados Unidos en 19842 y
  • Uso de modelos hidrológicos determinísticos, basado en modelos de precipitación y escorrentía para cuencas hidrográficas se basa en conjuntos de datos climatológicos.

Todos estos métodos tenían una serie de ventajas y limitaciones, imposibles de describir en el espacio de este artículo. De esta época pionera, quizás se puede resaltar el informe preparado por el Panel sobre Variabilidad Climática, Cambio climático y la Planificación y Gestión de los Recursos Hídricos de los Estados Unidos3 en el cual más de veinte autores aplicaron de manera individual o combinada los métodos mencionados arriba.

Los siguientes informes del IPCC en 1995, 2001 y 2007 (Segundo, Tercer y Cuarto Informe de Evaluación, respectivamente) continuaron registrando los avances de la ciencia en la relación entre el cambio climático y el agua. Sin embargo, un hito mayor se dio con la publicación del documento técnico “El Cambio Climático y el Agua”4 en el año 2008.

El Cambio Climático y el Agua

El arriba mencionado documento, redactado a partir de una propuesta de la Secretaría del Programa Mundial sobre el Clima- Agua y del comité directivo internacional para el diálogo sobre el agua y el clima. Su mayor conclusión fue acerca de la vulnerabilidad de los recursos de agua dulce en el contexto del cambio climático y lo que esto significaría en consecuencias para las sociedades humanas y los ecosistemas.

Sus principales mensajes fueron los siguientes:

Observaciones y proyecciones

  • El calentamiento observado durante varias décadas ha sido vinculado a cambios experimentados por el ciclo hidrológico a gran escala.
  • Las simulaciones mediante modelos climáticos concuerdan en proyectar para el siglo XXI un aumento de la precipitación en latitudes altas y parte de los trópicos y una disminución en algunas regiones subtropicales y en latitudes medias y bajas.
  • Por lo anterior, a mediados del siglo XXI, la escorrentía fluvial promedio anual y la disponibilidad de agua aumentarían en latitudes altas y parte de los trópicos húmedos y una disminución en algunas regiones tropicales secas y en algunas regiones secas de latitudes medias.
  • Según las proyecciones, la intensidad y variabilidad crecientes de la precipitación agravarían el riesgo de inundaciones y sequías en numerosas áreas.
  • Las proyecciones indican que las reservas de agua almacenada en los glaciares y en la capa de nieve disminuirán durante este siglo (particularmente importante para países andinos).
  • Las proyecciones indican que los aumentos de temperatura del agua y la variación de los fenómenos extremos, incluidas las crecidas y sequías, afectarían a la calidad del agua en los glaciares y agudizarían la contaminación del agua.

Impactos, vulnerabilidad y adaptación

  • A nivel mundial, los efectos negativos del futuro cambio climático sobre los sistemas de agua dulce compensarían sus efectos positivos.
  • Los cambios de la cantidad y calidad del agua por efecto del cambio climático afectarían a la disponibilidad, la estabilidad, la accesibilidad y la utilización de los alimentos.
  • El cambio climático afecta a la función y utilización de las infraestructuras hídricas existentes así como las prácticas de gestión hídrica.
  • Las prácticas de gestión hídrica actuales pueden no ser suficientemente sólidas para contrarrestar los efectos del cambio climático.
  • El cambio climático desafía la hipótesis tradicional de que la experiencia hidrológica del pasado es un antecedente adecuado para las condiciones futuras.
  • Las opciones de adaptación destinadas a asegurar el abastecimiento de agua en condiciones normales y en caso de sequía requieren estrategias integradas orientadas tanto a la demanda como a la oferta.

Finalmente, el informe reconoce que la mitigación del cambio climático (reducción de emisiones) reduciría las necesidades de adaptación. Asimismo, también enfatiza el vínculo del agua con otros ámbitos como, generación de energía, salud, seguridad alimentaria o conservación de la naturaleza. La conclusión final, resalta los vacíos de información y las necesidades de investigación, sobre todo en aspectos socioeconómicos relacionados al agua.

Situación actual de la evaluación global

Durante el Quinto ciclo del IPCC (2008-2015), se produjeron dos documentos muy importantes para entender las relaciones entre el cambio climático y el agua.

El primero de ellos fue el Informe Especial sobre Eventos Extremos5. En él se concluyó respecto al agua:

  • Los fenómenos extremos tendrán un mayor impacto en los sectores más estrechamente vinculados al clima, como el agua, la agricultura y la seguridad alimentaria, la silvicultura, la salud y el turismo. Por ejemplo, si bien en la actualidad no es posible prever de forma fiable cambios específicos a escala de cuenca, hay un nivel de confianza alto en que los cambios en el clima podrían afectar gravemente a los sistemas de gestión de los recursos hídricos.
  • Opciones adoptadas con escaso pesar que reducen la exposición y la vulnerabilidad en una serie de tendencias peligrosas:
    • mantenimiento de sistemas de drenaje;
    • tecnologías de pozos para limitar la contaminación con agua salada de las aguas subterráneas;
    • mejora de los sistemas de alerta temprana;
    • mancomunación regional de los riesgos, conservación, restauración y replantación de manglares.
  • Las opciones específicas de adaptación incluyen, por ejemplo que las economías nacionales sean más independientes del clima y que la gestión adaptativa comprenda un aprendizaje iterativo. En algunos casos puede ser necesario considerar una reubicación.

Finalmente, en el Quinto Informe de Evaluación, publicado en 2014, el IPCC dedicó un capítulo entero, el capítulo 36 del Informe del Grupo de Trabajo II a los recursos de agua dulce. Sus conclusiones se resumieron en dos áreas: Riesgos claves a escala global y Adaptación, Mitigación y Desarrollo Sostenible. A continuación los listamos:

Riesgos claves a escala global

Los riesgos del agua dulce relacionados al cambio climático se incrementan significativamente con el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero.

  • El cambio climático está proyectado a reducir el agua superficial renovable y los recursos de agua subterránea significativamente en la mayoría de las regiones subtropicales. Esto intensificará la competencia por agua entre agricultura, ecosistemas, asentamientos, industria y producción de energía, afectando a nivel regional al agua, la energía y la seguridad alimentaria.
  • A la fecha, no hay observaciones amplias de cambios en la magnitud y frecuencia de inundaciones debido al cambio climático antropogénico pero las proyecciones implican variaciones en su frecuencia.
  • El cambio climático probablemente incrementará la frecuencia de sequías meteorológicas (menores precipitaciones) y sequías agrícolas (menor humedad del suelo).
  • El cambio climático impactará negativamente los ecosistemas de agua dulce al cambiar caudales y la calidad del agua.
  • El cambio climático reducirá la calidad de las fuentes de agua, creando riesgos a la calidad del agua potable aún con tratamiento convencional.
  • En regiones con cobertura nívea, el cambio climático ha alterado la observada estacionalidad de los caudales y se proyectan mayores alteraciones debido al cambio climático.
  • En los ríos alimentados por glaciares, la cantidad de agua proveniente de los glaciares crecerá durante las próximas décadas para luego disminuir.
  • Hay poca o ninguna evidencia observacional que la erosión del suelo y las cargas de sedimentos hayan sido alteradas por el clima cambiante.

Adaptación, Mitigación y Desarrollo Sostenible

  • Del costo global del sector adaptación, la mayoría es necesario en países en desarrollo donde hay muchas oportunidades para adaptación anticipativa.
  • Un enfoque adaptativo a la gestión hídrica puede manejar la incertidumbre debido al cambio climático.
  • La confiabilidad del abastecimiento de agua, que se espera sufra por la variabilidad de la disponibilidad de agua superficial, puede ser mejorada incrementando el volumen de las aguas subterráneas.
  • Algunas medidas de mitigación pueden tener impactos negativos sobre recursos hídricos.

Cabe destacar que en este informe se citó una publicación sobre la recesión de glaciares y los recursos hídricos en la Cordillera Blanca peruana.

Conclusiones

A lo largo de las últimas dos décadas, el IPCC ha venido elaborando documentos en los que se sintetiza la literatura científica global sobre los vínculos entre cambio climático y recursos hídricos. La lectura y revisión de estos documentos aportan valiosa información tanto sobre la evolución como el estado actual de la mejor ciencia disponible sobre el tema.

En su sexto ciclo de evaluación (iniciado en 2015), el IPCC continuará evaluando a nivel regional y global este importante tema.